Dom21102018

Última actualizaciónDom, 21 Oct 2018 11am

Back Está aquí: Inicio Costa Oriental El Gobierno abre parcialmente los bancos marisqueros de Santoña y San Vicente de la Barquera

El Gobierno abre parcialmente los bancos marisqueros de Santoña y San Vicente de la Barquera

La Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación ha dictado una resolución por la que autoriza la extracción y comercialización de ostras en los bancos marisqueros de San Vicente de la Barquera y Santoña, una vez que los resultados de los análisis del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (INTECMAR) han constatado la vuelta a la normalidad en los niveles de biotoxinas lipofílicas, fenómeno conocido comúnmente como 'marea roja'.

La Consejería también ha levantado la prohibición para la recogida de almejas, pero solo en los bancos marisqueros de Santoña.

Según ha informado la directora general de Pesca y Alimentación, Marta López, el Gobierno está siguiendo el 'Protocolo de vigilancia y control específico para las floraciones de algas nocivas' (FAN) y mantiene un muestreo intensivo en todo el litoral, a fin de controlar la situación y proceder a la reapertura de los bancos marisqueros en cuanto ha sido posible.

En este protocolo participan de forma conjunta el Servicio de Actividades Pesqueras y el Servicio de Laboratorio y Control de la Consejería, así como INTECMAR de Galicia, este último encargado de realizar los análisis de las muestras recogidas en los puntos de control distribuidos en las zonas de producción del litoral de Cantabria.

'Marea Roja'

La 'marea roja' aparece por causas naturales cuando se producen en las aguas marinas grandes concentraciones de algunos tipos de microalgas, productoras de las biotoxinas lipofílicas, que, al ser la base alimenticia de los moluscos bivalvos, se acumulan en sus tejidos, pudiendo llegar al consumidor final y provocar malestar intestinal.

Las labores de vigilancia y control de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación permiten la rápida detección de este fenómeno, que suele presentarse en las costas de Cantabria en esta época del año, como sucedió en pasado mes de abril.

Una vez que la 'marea roja' revierte, los productos del marisqueo vuelven a ser totalmente aptos para el consumo.