Mié23102019

Última actualizaciónMié, 23 Oct 2019 10am

Back Está aquí: Inicio Con critério ¿Y nos extrañamos de que no se vendan coches?

¿Y nos extrañamos de que no se vendan coches?

Columna escrita por Miguel del Río

Los datos conocidos ahora no pueden ser más demoledores para el sector nacional del automóvil. En agosto pasado, las ventas de coches se desplomaron un 31 %, y la caída en Cantabria, con un 35,9 por ciento, preocupa más, porque es mayor. A no ser que algún economista me haga cambiar de idea, yo estoy en que la compra de automóviles sigue siendo el mejor indicativo de la buena marcha de un país.

Bien, pues si es así, lo que no puede ser es que a la hora de tomar la decisión de comprar un coche, todo sean pegas. A pega le llamo la confusión creada entre los usuarios sobre el tipo de vehículo que hay que adquirir: gasolina o eléctrico. A pega le llamo la gran metedura de pata llevada a cabo con el anuncio de la desaparición del diesel, poniéndole incluso fecha. A pega le llamo que no hay quien aparque en las ciudades, y el precio de los parkings públicos es prohibitivo. Y a pega le llamo al nuevo urbanismo que contempla el coche como un lastre, y empieza a parecer que, para desplazarte por las ciudades, estás obligado a utilizar el transporte público. ¿Y nos extraña que no se vendan coches? La patronal del sector achaca principalmente el pinchazo de ventas a la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones, que no me voy a poner a explicar, salvo que hay que sumarla también a los escollos e impedimentos. La cuestión es que siempre hemos oído que cuando más coches se venden es en verano, por las ofertas, condiciones y el buen trabajo de los concesionarios. Así sucedió el año pasado, con un 19,3 % de aumento de ventas en julio y un 50 % en agosto. La fuerte bajada experimentada ahora es un choque muy fuerte, aunque vamos a ver lo que ocurrirá a finales de año como periodo en el que las marcas intentaran remontar con las mejores ofertas posibles. Pero queda pendiente todo lo demás. ¿Por qué el coche se ha convertido en un gran inconveniente y quebradero de cabeza para los propietarios? Alguien debería explicar el mal trato que recibe tener un automóvil particular, lo que evapora las ganas de renovar vehículo, adquirir el primero o hacer realidad el sueño de conducir un modelo concreto. A posta, dejo otra gran injusticia para el final. Si encima de todo lo expuesto, eres joven, ponerte al volante es un imposible, ante las cifras desmesuradas que piden las aseguradoras por contratar una de sus pólizas. No seré yo quien dé por hecho que la discriminación es cosa del pasado.