Mar17092019

Última actualizaciónLun, 16 Sep 2019 11am

Back Está aquí: Inicio Con critério La batalla por la seguridad en el trabajo

La batalla por la seguridad en el trabajo

Columna escrita por Fernando Uría

Paseas por cualquier calle de tu ciudad y, a la vuelta de la esquina, te sorprende una zanja o una acera con parte de las baldosas levantadas. Dos obreros, con la parte superior del buzo bajada y las mangas del mismo atadas a la cintura, manejan con soltura una rotaflex. El ruido roza lo insoportable y el polvo amenaza con inundar toda la calle. Intentas alejarte y entonces descubres que ninguno de los operarios lleva guantes, ni mascarilla, ni gafas protectoras…cómo es posible ?
Dónde está la dirección de obra, dónde los representantes sindicales que todos los años luchan por la entrega de la ropa y complementos de seguridad. Cuáles son los motivos para que los trabajadores sean reacios a su utilización. Estas actitudes provocan un aumento en el número y gravedad de los accidentes laborales y, por lo tanto, de las bajas.


Análisis aparte merecen las molestias que estas obras ejecutadas en la vía pública provocan a los ciudadanos. En muchas ocasiones las nuevas tecnologías podrían atenuar los ruidos o el exceso de polvo. Y en otras, una mejor disposición por parte de los obreros impediría, por ejemplo, que esa chapa metálica colocada sobre una zanja provoque un ruido muy molesto cada vez que un coche para por encima de ella.
Por otra parte quién no ha contemplado como los pasos de cebra más céntricos son repintados a las doce del mediodía. Con una pintura que inunda la calle con un fuerte olor tóxico y manejada por un pintor…sin mascarilla, ni gafas. En otros países estos trabajos se desarrollan en horarios nocturnos, por razones obvias.
Hace unos días leí una frase pronunciada por Amalio Sánchez, exdirector del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo: “La pervivencia de algunos accidentes laborales en el siglo XXI es intolerable”.