Lun25062018

Última actualizaciónDom, 24 Jun 2018 8am

Back Está aquí: Inicio Con critério

Master of puppets

Columna escrita por Fernando Collado

(“Maestro de las marionetas: estoy tirando de tus cuerdas, retorciendo tu mente y aplastando tus sueños. Cegado por mí, no puedes ver una sola cosa. Solo di mi nombre porque te escucharé gritar. Maestro, maestro. El infierno vale la pena, hábitat natural, solo un poema sin razón alguna. Laberinto sin fin, naufraga en sesión numerada, ahora tu vida está fuera de temporada”. ‘Maestro de marionetas’. Metallica. 1986.)

Leer más...

Redes sociales y conciertos

Columna escrita por Miguel del Río

Las redes sociales se han convertido en una especie de Sherlock Holmes de los conciertos en directo, dado que son ellas las que refrendan si una actuación ha estado bien o mal. Es como si el público se tomara la revancha de esos programas de televisión donde afamados cantantes puntúan a los aspirantes a ser artistas, y con sus votaciones les dejan dentro o fuera del programa y de la final soñada. En Cantabria tenemos conciertos que se hicieron polémicos, como aquel de Enrique Iglesias en su concierto en 2017 en Santander, al que se acaba de sumar Amaia Montero, en las últimas Fiestas de San Antonio, de Renedo de Piélagos.

Leer más...

Estoicismos

Columna escrita por Fernando Collado

Tras mi ventana, un currante. De los de toda la vida. En su cara, maquillaje: polvo de la acera. Su camisa exuda cuadros pegados al cuerpo con la sal del esfuerzo. Diez dedos sin anillos abarcan una azada; pantalones rotos por las rodillas, no por la moda, sino por el esforzado uso. La zanja es ya de más de un metro de altura: a poco que siga cavando ya no le veré la cabeza. El tiempo ha cambiado para regusto de dos ‘chorbitos’ bien maqueados que pasan frente a quien llamaré Manolo.

Leer más...

Aquarius para Sánchez y Aquarius para la selección

Columna escrita por José Ángel San Martín

El Aquarius barco podría llegar a Valencia este sábado. Rendirá viaje con 629 náufragos casi rendidos por la espera en alta mar, esa que desató las bajas pasiones políticas. Un gesto con su correspondiente gasto del nuevo presidente Sánchez que logró estabilizar la flotabilidad de un barco anclado en tierra de nadie. Y convertido ahora en tres. El Aquarius bebida tiene también un par de estabilizantes: el 414 y el 445. Y se ha estabilizado como bebida isotónica de los deportistas. Aquarius es además una de las 88 constelaciones reconocidas por la astronomía moderna. Y Sánchez adoptó la medida estelar de poner Valencia como puerto de arribo del Aquarius de nuestras entretelas.

Leer más...

Rafa Nadal y los valores de todos

Columna escrita por Miguel del Río

Lo que entendemos por transmisión de lo que consideramos valores esenciales, como la democracia o la libertad de pensar y de opinar, se hace mejor a través de los buenos ejemplos. El deporte vende hoy más con polémica, pero hay que reconocerle también la labor de concienciación permanente que lleva a cabo entre los más jóvenes. Nuestros deportistas ganan, aunque seguidamente expresan que nada se alcanza sin trabajo, constancia y un comportamiento honrado en el que sepamos diferenciar siempre lo ético de lo que no lo es, como las trampas.

Leer más...

Los que tiraron a Sánchez al mar con un pedrusco al cuello

Columna escrita por Fernando Collado

Colocaron a Sánchez al borde de la machina y le dieron un zapatazo en el culo. Si no llega a ser por un pequeño grupo de hombres y mujeres que se jugaron el oxígeno de sus pulmones, Pérez-Castejón hubiese fenecido en el fondo del mar, con la única compañía de una dorada triste y un pulpo registrando sus bolsillos. En aquel lecho oscuro, entre una ensalada de algas y gasoil, Pedro, al que ahora los hipócritas cum laude de su propio partido llaman ‘El Audaz’, recibió la clase más importante de su vida: quién es quién en la mascarada de la política y cómo afrontar y jugar lo que le quedara de vida.

Leer más...

Pedro el terrícola elige a Pedro el astronauta

Columna escrita por José Ángel San Martín

Por fin un ministro con perspectiva, el único que nos ha visto desde 574 kilómetros de altura. Pedro Duque es el astronauta elegido por el terrícola Pedro Sánchez para llevar la cartera de Ciencia, Innovación y Universidades. Si ser cosmonauta es sinónimo de rareza, ejercer ahora de ministro le sitúa en la galaxia de lo insólito.

Este planeta forma parte de la Vía Láctea y el nuevo presidente del Gobierno sabe ordeñar muy bien las ubres de la popularidad. Duque es el único ministro al que se le podrá acusar de estar en la luna sin que le parezca impertinente.

Entre 1998 y 2003, Pedro Duque pasó diecinueve días y diecinueve noches en el espacio sideral. No llegó a la Luna, sino que experimentó en dos estaciones espaciales sobre el crecimiento de las plantas y el envejecimiento humano. Y lo hizo con los norteamericanos del Discovery y con los rusos de la Soyuz. Polivalente y polivaliente.

Como astronauta tuvo que adaptarse a la ingravidez permanente. Como ministro se adaptará a la gravedad permanente. Sánchez no le ha llamado para ocuparse de las plantas ni del envejecimiento, sino para atender la Ciencia, la Innovación y las Universidades. Le aguardan días de 25 horas y semanas de 8 días.

Este Duque, del que nada malo han dicho los barones socialistas, deberá demostrar que no es una planta decorativa en un Gobierno de “celebrities”. Y deberá procurar que no envejezcamos aceleradamente con sus decisiones en los dos años de ministro que le aguardan.

Por fin un ministro que ha vivido en el espacio y que se ha ocupado del paso del tiempo. La elección del terrícola Pedro no ha podido ser más acertada. Un astronauta homónimo que nos conoce desde muy arriba sin habernos mirado nunca por encima del hombro.

Pedro Duque está destinado a explicar las características del planeta monclovita que gobierna Pedro Sánchez. Nadie mejor que él para analizar a los nuevos galácticos: Grande Marlaska, Maxim Huerta o Nadia Calviño, y justificar por qué hay casi el doble de galácticas.

La Moncloa del terrícola Sánchez empieza a ser toda una constelación. Al ministro Duque le toca descubrir si existe alguna estrella fugaz. Para eso es astronauta.

@JAngelSanMartin

Cantabria en la mejor guía de viajes

Columna escrita por Miguel del Río

Lo que es la Guía Michelín para la gastronomía es la Guía Lonely Planet para los viajes. Pues resulta que clasifica a Cantabria como el segundo mejor destino europeo para este 2018. En primera posición queda la región italiana de Emilia-Roma, y el tercer puesto lo ocupa Frisia, en los Países Bajos. Los responsables cántabros en turismo deben viajar cuanto antes a estos otros paraísos, para comprobar sobre el terreno todas sus bondades, aunque la noticia para Cantabria no deja de ser excepcional.

Leer más...

¿Carne de buey tudanco?

Columna escrita por Fernando Uría

Hace décadas las tudancas eran unas vacas denostadas en Cantabria. Las opiniones generaban controversia sobre su rendimiento cárnico y “guapura”. Ahora vivimos en el polo opuesto, los restaurantes presumen de ofrecer diferentes cortes de carne de nuestra raza autóctona y en muchos casos de servirnos extraordinarios chuletones de bueyes tudancos. La relación de distintos productos gastronómicos y su procedencia causa, cuanto menos, algunas situaciones curiosas. Llegan las tradicionales ferias taurinas y las barras y mesas de las ciudades se llenan de platos de “rabo de toro de lidia”.

Leer más...

Niños gratis a los toros, Ozú!

Columna escrita por José Ángel San Martín

En Córdoba han creado un palco infantil para que los niños de 5 a 12 años asistan gratis a la Feria Taurina de Nuestra Señora de la Salud. Una idea dudosamente saludable que persigue fomentar la afición a este espectáculo basado en la aflicción del toro. Hasta el punto de que la salud del animal decae de tal manera durante la lidia que agoniza horriblemente y muere.

Leer más...

Avinagrados tras un mostrador

Columna escrita por Miguel del Río

Administraciones y empresas deberían cuidar expresamente el tipo de trabajadores que sitúan tras un mostrador en el que atender al público. Los ciudadanos, cuando acudimos a que nos presten un servicio, no tenemos porque aguantar malas caras, contestaciones inapropiadas o diversos gestos que nos hacen pensar, al menos a mí, que en ciertos momentos soy más corto de lo habitual.

Leer más...