Mié23102019

Última actualizaciónMié, 23 Oct 2019 10am

Back Está aquí: Inicio Cantabria Cantabria aboga por la defensa común del sector agroalimentario ante los nuevos aranceles "inadmisibles" de EE UU

Cantabria aboga por la defensa común del sector agroalimentario ante los nuevos aranceles "inadmisibles" de EE UU

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha trasladado hoy su apoyo al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la defensa que va a llevar a cabo de los productos agroalimentarios que se ven perjudicados por los aranceles adicionales, de hasta un 25%, que Estados Unidos ha impuesto al sector en Europa como compensación por las ayudas públicas concedidas al consorcio aeronáutico Airbus.

Blanco, quien ha participado hoy en la Conferencia Sectorial de Agricultura y Desarrollo Rural y en el Consejo Consultivo de Política Agrícola para Asuntos Comunitarios, ha coincidido con el ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, en que no se puede tolerar que el sector agroalimentario sufra las represalias comerciales de un conflicto de la industria aeronáutica.

Por ello, ha avalado la idea del Ministerio de consensuar un frente común de defensa de los intereses del sector con todas las comunidades autónomas, representantes comunitarios y sectores afectados.

El consejero ha explicado que "los principales productos que se podrían ver afectados por este conflicto en Cantabria serían los derivados lácteos", si bien ha precisado que, en el conjunto del país, tal y como le informado el ministro en funciones, "afectaría al sector del vino, el aceite, las aceitunas y los cítricos, con un impacto económico que rondaría aproximadamente los 1.000 millones de euros".

Blanco ha aprovechado su presencia en Madrid para reiterar la postura de Cantabria ante la nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) y ha defendido el modelo de explotación agraria familiar, dada la "clara" vocación ganadera y la estructura minifundista que predomina en la región, así como la preferencia que la nueva PAC debe otorgar al sector profesional.

Además, ha abogado por facilitar el relevo generacional con medidas como la de excluir de las ayudas directas, de apoyo a la renta, a las clases pasivas y suprimir el régimen de pequeños agricultores, "recuperando esos fondos para quienes realmente viven de la agricultura". "El sistema de ayudas debe centrarse exclusivamente en las personas cuya renta proceda de la actividad agraria en un 50%", ha opinado.

Igualmente, se ha mostrado partidario de suprimir el actual sistema de derechos individuales "porque perjudica a los jóvenes que quieren incorporarse a la actividad agraria y carecen de ellos" y ha apostado por impulsar la discriminación positiva en los pagos directos hacia las zonas de montaña.

Consciente de la estructura eminentemente familiar de las explotaciones en Cantabria, Blanco ha considerado necesario que se establezcan límites máximos a las ayudas y una reducción progresiva de los pagos. "La PAC no puede ser un instrumento para la desigualdad, sino todo lo contrario", ha señalado.

Ha insistido en que la postura de Cantabria respecto a la futura PAC "está consensuada" con el sector, a través de la Mesa Regional Agraria, y con diferentes grupos parlamentarios, además de ser "muy coincidente" con la de las comunidades autónomas de la Cornisa Cantábrica.

Finalmente, ha informado de que en la Conferencia Sectorial celebrada hoy en Madrid, en la sede del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, ha tenido lugar el acuerdo para la distribución territorial de fondos entre las distintas comunidades autónomas.

En el caso de Cantabria, se ha acordado la distribución de un suplemento de ayudas para programas estatales de erradicación de enfermedades animales, y otro para la prevención y lucha contra plagas.

El consejero también ha asistido a la reunión de la Conferencia Sectorial de Pesca, donde se ha debatido el reparto justo de las cuotas, asunto en el que Cantabria es "defensora de una gestión sostenible, en la que se tenga en cuenta la dependencia socioeconómica de cada una de las flotas respecto de las pesquerías que sufren recortes, así como su dependencia histórica".

También se ha analizado la pesquería de verdel, "una especie que históricamente ha sido explotada por nuestra flota y que actualmente sufre grandes recortes". Tal y como ha recordado Blanco, "desde Cantabria hemos manifestado en diferentes ocasiones que, si se produce un nuevo reparto de cuota, éste ha de realizarse teniendo en cuenta dichos criterios de historicidad, además de los puramente socioeconómicos".

En su opinión, "se debería tener en cuenta la situación de partida previa a los recortes, ya que ésta muestra la realidad de la flota que luego ha sido modelada por ellos. Esto debería ser así tanto en esta especie como en otras, en las que salimos perdiendo frente a otras comunidades por no tener datos históricos".

Blanco también ha aprovechado la Sectorial de Pesca para manifestar la postura de Cantabria, que se muestra partidaria de incrementar la cuota del bonito.

Respecto al Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP), el encuentro de hoy ha servido para debatir el texto que se va a remitir como posición común de España para el próximo Consejo de Agricultura y Pesca del próximo 15 de octubre, en el que se tratará la orientación general del Fondo posterior a 2020.