El oso Beato, sano, fuerte y totalmente integrado en el medio natural

El oso Beato, con aspecto y condición muy buenos y un comportamiento totalmente normal, ha sido visto en los montes altos de Liébana la semana pasada. Durante sus labores de vigilancia y seguimiento continuo de la población osera, los Agentes del Medio Natural de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria han podido obtener unas imágenes del animal que muestran este buen estado.

Estas imágenes refrendan el éxito del proceso de integración del osezno llevado a cabo por los profesionales del Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre del Ejecutivo autonómico y muestran que la lesión de amputación parcial de la extremidad anterior izquierda de la que, entre otras dolencias, fue tratado, no le impiden comportamientos normales en la búsqueda de alimentos, movimiento de piedras y troncos, etc.

De hecho, Beato, que se encuentra sano y fuerte, muestra una conducta totalmente adaptada e integrada en el medio natural que se corresponde con la de cualquier ejemplar de los que viven en la Cordillera Cantábrica y sin que haya vuelto a desarrollar querencia por acercarse a zonas habitadas (algo que, en caso de suceder, ya lo hubiera hecho).

En ellas se aprecia el crotal amarillo que se le colocó en la oreja derecha antes de su liberación en Liébana el 5 de abril de 2018 tras haber sido el oso pardo que mayor tiempo ha permanecido en recuperación en cautividad en España.

La última señal del transmisor del GPS con el que se le marcó fue el 17 de julio de 2018 en las proximidades de Cervera de Pisuerga y que permitió realizar un seguimiento de sus primeros meses de adaptación al medio.