Vie17112017

Última actualizaciónSáb, 18 Nov 2017 8am

Back Está aquí: Inicio Cantabria Díaz Tezanos presenta la Red Centinela de Pobreza Infantil para dar una respuesta rápida y coordinada ante casos de menores con carencias materiales

Díaz Tezanos presenta la Red Centinela de Pobreza Infantil para dar una respuesta rápida y coordinada ante casos de menores con carencias materiales

La vicepresidenta del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, ha presentado esta mañana la Red Centinela de Pobreza Infantil para dar una respuesta rápida y coordinada ante casos de menores en situación de carencia material, especialmente situaciones de malnutrición infantil y en periodos previos a la escolarización. Además, ha anunciado la puesta en marcha de un protocolo de actuación coordinada ante estas situaciones que se aplicará en todos los centros educativo, sanitarios y en los servicios sociales municipales.

La creación de esta Red está recogida en el Plan de Emergencia Social y surge ante la falta de coordinación entre los ámbitos educativo, sanitario y social cuando se detecta una situación de este tipo y para superar la falta de datos fiables sobre pobreza infantil en Cantabria, ya que el INE utiliza una muestra muy reducida en el caso de la Comunidad Autónoma.

La Red está compuesta por técnicos de Política Social, que es quien lo coordina, del ICASS, de la Federación de Municipios de Cantabria, de la Dirección General de Salud Pública y de la Consejería de Educación, que se encargan, sobre todo, de la vigilancia, el estudio, la investigación y el control técnico de la prevención, detección y respuesta en Cantabria ante la pobreza infantil. También se adherirán otros profesionales de las áreas de educación, sanidad o servicios sociales.

Según ha explicado la vicepresidenta, esta Red se encarga de sensibilizar a todos los profesionales de los ámbitos educativo, social y sanitario para la vigilancia y detección de casos de menores con carencias materiales. Además, difunden entre los profesionales de los tres ámbitos las actuaciones de la Red Centinela; recaban y recopilan información sobre casos de carencia material de las necesidades básicas tanto en infancia como adolescencia, y solicitarán a cada ayuntamiento y mancomunidad que designen a un profesional centinela que recogerá mensualmente información sobre el número de casos notificados desde los tres ámbitos (educativo, sanitario y social), y remitirán dicha información a la Dirección General de Política Social.

Protocolo de actuación de la Red Centinela

La vicepresidenta ha explicado que, tras meses de trabajo, el equipo de profesionales de la Red ha elaborado un protocolo que dará respuesta coordinada entre los sistemas sanitario, educativo y social a los casos de menores que presenten una carencia material de sus necesidades básicas. Será de aplicación en todos los centros educativos y sanitarios, y en los servicios sociales municipales, y dará prioridad a los casos de malnutrición infantil.

La vicepresidenta ha explicado que, cuando se detecte que algún niño, niña o adolescente presenta carencia en sus necesidades básicas, especialmente las de carácter físico-biológico, y siempre que no sea consecuencia de una mala actuación de las figuras parentales, en primer lugar se contrastará esa información con la propia familia, a la que se pedirá permiso para informar a los servicios sociales municipales, que serán quienes procederán a ofrecer una primera respuesta a las necesidades de esa familia, para posteriormente realizar una valoración integral, tramitar las prestaciones a las que tengan derecho y, como punto final cuando sea necesario, elaborar un plan de intervención más amplio.

"Aunque se dará prioridad a las situaciones de malnutrición, la Red tendrá siempre presente que normalmente estas carencias en la alimentación son un síntoma más de las dificultades por las que atraviesan las familias, dificultades para tener una vivienda, pobreza energética, o dificultades para pagar actividades extraescolares o de ocio en los centros educativos", ha afirmado.

Díaz Tezanos ha señalado que todos los profesionales que integran la Red y que harán uso de este protocolo, tendrán en cuenta siempre que la mayoría de los padres y madres hacen todo lo posible por atender adecuadamente las necesidades de sus hijos e hijas, por lo que siempre contrastarán toda la información que se recaba en la Red, y además tendrán el máximo respeto por las posibles diferencias culturales que hacen que en ocasiones se pueda percibir como una carencia en la alimentación o de vestido lo que en realidad son pautas propias de otras culturas.

Además, la vicepresidenta ha precisado que siempre se pondrá a disposición de las familias los medios y prestaciones disponibles, como la Renta Social Básica, prestaciones económicas de emergencia social, o la Red de apoyo a personas y familias, entre otras, como paso previo a ponerles en contacto con los servicios sociales municipales.

Grupo de estudio de pobreza infantil y barómetro

La vicepresidenta ha anunciado también que se va a presentar este protocolo a ONGs sociales, a los servicios de atención a las mujeres víctimas de la violencia de género y a asociaciones de ocio y tiempo libre para que se sumen a la Red, y ha avanzado que el grupo de investigación contra la pobreza infantil impulsado desde la Dirección General de Política Social ya ha diseñado un barómetro periódico sobre pobreza infantil en colaboración con la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Zaragoza.

Este grupo de investigación está compuesto por UNICEF, EAPN (que engloba al resto de entidades que trabajan en temas de pobreza y exclusión social), UC, UNED, ICANE, el Observatorio de Salud Pública y la Unidad de Orientación y Atención a la Diversidad de la Consejería de Educación y tiene previsto que en 2018 haya "un diagnóstico real de la situación de la pobreza infantil en la Comunidad Autónoma", según ha explicado la vicepresidenta.