Un rebaño de cabras colabora en el mantenimiento de los espacios naturales de Astillero

La concejala de Medio Ambiente, Marta Fernández, ha visitado el entorno de Morero donde existen actualmente cuatro cercados de ganado en los que un rebaño de cabras colabora en el mantenimiento de los espacios naturales. La utilización de ganado como herramienta de gestión y conservación de la Red ecoASTILLERO XXI de Espacios Naturales Municipales se viene desarrollando desde hace una década.

En el año 2012, gracias al premio de 50.000 euros conseguido en III Concurso de Proyectos para el Incremento de la Biodiversidad de La Red de Gobiernos Locales +Biodiversidad (a la que pertenece el Ayuntamiento de Astillero), se acondicionaron varios cercados en el entorno de Morero, en un sector del corredor verde entre los polígonos de Morero y Guarnizo, que han sido cedidos a vecinos del municipio para su utilización por parte de ganado.

Actualmente, un vecino de Astillero, cuenta con un rebaño de 15 cabras enanas que “realizan una labor muy importante en la gestión de los herbazales en zonas que han sido objeto de restauración ambiental, evitando el desarrollo del estrato arbustivo en las zonas, especialmente bajo los tendidos eléctricos, y controlando la proliferación de plantas exóticas invasoras”, ha indicado Fernández.

A fecha de hoy existen en el entorno de Morero unos 12.000 metros cuadrados reservados, que incluyen bebederos y refugios, lo que ha permitido la presencia en estos espacios periurbanos de ovejas, cabras, burros y caballos. “Esta infraestructura facilita lo que se denomina ‘pastoreo urbano’ una práctica que se está introduciendo en ciudades de todo el mundo, y que se basa en la utilización de ganado en las labores de mantenimiento y conservación de zonas verdes urbanas y periurbanas”, ha explicado la edil.

Fernández ha asegurado que el mantenimiento con ganado favorece, además, “al incremento de la diversidad florística de los prados, contribuye al abonado natural con sus excrementos y puede convertirse en una medida interesante para la recuperación de razas de ganado que están en riesgo de desaparición”. El pastoreo urbano se puede utilizar también, como en el caso de Astillero, para el control de plantas exóticas invasoras, la reducción del riesgo de incendios o el control de la vegetación acuática en humedales urbanos.