Mar23012018

Última actualizaciónLun, 22 Ene 2018 12pm

Back Está aquí: Inicio Bahía de Santander El Ayuntamiento invertirá más de 700.000 euros en mejorar los centros cívicos de La Marga y Callealtero

El Ayuntamiento invertirá más de 700.000 euros en mejorar los centros cívicos de La Marga y Callealtero

El Ayuntamiento de Santander invertirá más de 700.000 euros en las obras de mejora de los centros cívicos Eulalio Ferrer, situado en La Marga, y Callealtero, en la plaza de los Derechos Humanos, con el fin de que cuenten con unas instalaciones modernas y funcionales, que ofrezcan las mejores condiciones a los usuarios. Así lo ha explicado la concejala de Barrios y Participación Ciudadana, Carmen Ruiz, quien ha informado de la aprobación, por parte de la Junta de Gobierno Local, del expediente para licitar las obras, por un presupuesto de 707.181 euros y con un plazo de ejecución de 6 meses.

La edil ha estimado que esta actuación pueda estar adjudicada a final de primavera, de manera que las obras comiencen en torno a los meses de abril o mayo.

Ruiz ha precisado que, en el Centro Callealtero será posible empezar las obras y compaginarlas con la actividad del centro hasta el mes de junio, aproximadamente, de forma que, una vez empezado el verano y finalizado el curso del centro cívico, las actividades que se organicen se puedan desarrollar en los espacios que no estén afectados por las obras o al aire libre.

Por su parte, será necesario el cierre del centro cívico Eulalio Ferrer en verano y sus actividades se podrán trasladar a otros, como el de Cazoña, que ya estará funcionando a pleno rendimiento para entonces.

La concejala ha detallado que Santander cuenta con una amplia red de centros cívicos que abarca los diferentes barrios de la ciudad y que suma, a día de hoy, un total de 14 dotaciones de este tipo: Callealtero, María Cristina, Meteorológico, Cueto, Camarreal, La Peña, El Alisal, Mercedes Cacicedo, María Blanchard, La Marga, Monte, Nueva Montaña, Juan Carlos Calderón–Río de la Pila y Numancia.

Ha avanzado que esta red se va a extender aún más con los centros cívicos de Cazoña, cuyas obras están a punto de finalizar, y los que empezarán a construirse en 2018 en Cueto y Castilla-Hermida, “llegando cada vez a más barrios de la ciudad para ofrecer espacios de convivencia a los vecinos vivan donde vivan y descentralizar la oferta de actividades”.

En este sentido, ha recordado que cada año más de 40.000 vecinos utilizan estos espacios, en los que se desarrollan más de 300 actividades anuales y que da soporte a varios servicios municipales (mayores, bibliotecas, ludotecas, etc.).

Asimismo, ha hecho hincapié en que solo los talleres y actividades que ha programado el Ayuntamiento para el curso 2017-2018 en los centros cívicos municipales ofertan más de 25.000 plazas, lo que supone un incremento de más de 5.000 plazas respecto al curso pasado.

La concejala ha indicado que, además de seguir incorporando centros cívicos de nueva construcción, es el momento de renovar y actualizar las instalaciones de aquellos de más antigüedad, por lo que se va a acometer la mejora de los centros cívicos Eulalio Ferrer y Callealtero.

Las actuaciones previstas están dirigidas a mejorar y acondicionar los edificios existentes, mejorando su funcionalidad, así como la sustitución de acabados e instalaciones.

“Queremos que los santanderinos tengan a su alcance, en sus propios barrios, todos los programas y servicios que ofrecen los centros cívicos: actividades sociales y culturales, de ocio, de promoción de la salud o de atención social que puedan realizar diferentes trámites administrativos o solicitud de documentación al Ayuntamiento, que convivan, que compartan su tiempo libre…”, ha remarcado la responsable municipal de Barrios y Participación Ciudadana.

Asimismo, ha valorado el impulso a la inversión productiva que conlleva esta actuación, contribuyendo así a generar actividad económica y empleo en la ciudad.

El “Eulalio Ferrer”, centro de mayores desde 1989

El centro cívico “Eulalio Ferrer”, que se estableció sobre una construcción de una antigua fábrica cerrada en los años 80, se inauguró como centro de mayores en 1989, acogiendo la actividad de la asociación de jubilados y pensionistas Eulalio Ferrer (que permanecen en estas instalaciones) y en el curso 2008-2009 pasó a formar parte de la red de centros cívicos.

Más de 1.500 personas acuden al año a las distintas actividades, que, además de las que desarrolla la asociación Eulalio Ferrer, incluyen 21 talleres semanales organizados por el Ayuntamiento.

El edificio se compone de planta baja y 2 plantas de piso destinadas a usos correspondientes al centro cívico-cultural y sedes de asociaciones. En la segunda planta también se encuentra una cubierta plana.

Tiene una superficie construida de 600 metros cuadrados, que se distribuyen en: planta baja, de 257,2 m2, con hall principal, conserjería, 2 aseos, aula de informática, salas multiusos y de podología, aulas y caldera; primera planta, con una superficie de 255,15 m2, que alberga la asociación Eulalio Ferrer, el despacho de dirección, la sala del servicio de masajista, cafetería, sala multiusos y 3 aseos; la planta cubierta, de 88,55 m2, con una sala multiusos; y una cubierta plana.

Se ejecutarán actuaciones tanto en el exterior (reparación de fachadas y aleros, saneado de los revestimientos, sustitución de toda la barandilla del perímetro de la cubierta, impermeabilización o reparación de toda la cubierta, así como en la escalera interior del edificio, aislamiento térmico en la fachada, reposición de carpinterías y renovación de la red de evacuación de pluviales) como en el interior.

En este segundo caso, los trabajos consistirán en el levantado de carpinterías interiores, aparatos sanitarios y demás instalaciones, demolición de falsos techos y saneado de revestimientos continuos y alicatados, renovación de las instalaciones de calefacción, eléctrica, de iluminación, de telecomunicación y de la fontanería, además de la instalación de medidas de protección contra incendios y aislamiento termoacústico.

Cerca de 50 talleres semanales en el Centro Cívico Callealtero

En cuanto al Centro Cívico Callealtero, inaugurado en 2001, alberga 8 salas para realizar actividades, reuniones, talleres, etc., así como la biblioteca municipal “María Luisa Pelayo” y una ludoteca con capacidad para más de 20 niños, así como aulas de encuentro y de labores, telecentro, UTS y registro telemático.

Es sede de las asociaciones de vecinos de la Calle Alta, Duque de Ahumada y de la Peña Lachicoria, además de la Coordinadora de ONG y se cede a numerosas asociaciones y organizaciones sin ánimo de lucro, como la Asociación de Asperger, Banco de Alimentos Infantiles, Máxima Mujeres en Acción, Mujeres Senegalesas, Afectados por la Hipoteca, Cuidadores 10, Asociación Viento Sur, La Buena Leche, Jubilados de Telefónica, ACAAIC (Asociación de Niños de Altas Capacidades), Coro “La alegría de la huerta”, Rondalla Jorge Manrique, Asociación Alzheimer y Juegos GO.

Además, cada semana hay un total de 47 talleres organizados por el Ayuntamiento (pintura, acuarela, informática, recuerdo escolar, discoterapia, ganchillo, inglés básico para adultos, inglés nivel medio, inglés para niños, pilates, sevillanas, bailes de salón, taichí, funky, funky para niños, taller cuida tu espalda, relajación, danza del vientre, taller de cuero, “la economía a tu alcance”, etc)

Aproximadamente 3.000 personas acuden a este centro cívico para participar en estas actividades, reuniones, biblioteca, personas que acuden cada tarde a las salas de encuentro a leer o charlar, a la sala de labores…

Cuenta con una superficie construida total de 1.320 metros cuadrados, que se distribuyen en planta baja y dos plantas, cada una de ellas de 440 metros cuadradros de superficie.

En la planta baja se encuentran el hall de entrada, salas multiusos y de gimnasia, ludoteca y 2 aseos; en la primera planta hay 4 despachos para servicio de la Unidad de Trabajo Social (UTS), sala multiusos, sala de actividades de mayores, biblioteca y aseos; y en la segunda planta, 5 salas multiusos y aseos.

Las actuaciones previstas en el exterior son el saneado y pintado de revestimientos deteriorados, así como la reparación de aleros y cornisas en mal estado, la limpieza de canalones, la eliminación de vegetación en cubierta y reposición de tejas rotas o desplazadas, la instalación de línea de vida permanente de acero, la apertura de hueco de cubierta con instalación de escalera escamoteable para salida a cubierta y mantenimiento, y la reparación del sistema de evacuación de aguas pluviales.

Por su parte, en el interior se ejecutará el levantado de carpinterías interiores, para su posterior lacado y recolocado, la demolición parcial de tabiquería interior, el saneado de revestimientos, la colocación de sanitarios adaptados para personas con discapacidad, una nueva configuración de espacios, y la ejecución de un acceso a la cubierta desde la última planta del edificio.