Mar17092019

Última actualizaciónLun, 16 Sep 2019 11am

Back Está aquí: Inicio Bahía de Santander Aprobadas en comisión las nuevas ordenanzas de ayudas para fachadas y ascensores

Aprobadas en comisión las nuevas ordenanzas de ayudas para fachadas y ascensores

Las nuevas ordenanzas de ayudas para la rehabilitación de fachadas e instalación de ascensores han recibido este viernes el visto bueno de la Comisión de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Santander, en la que se han incorporado cinco de las diez enmiendas planteadas a los textos.

La nueva redacción de las ordenanzas, cuyo principal objetivo es el de aumentar las ayudas y agilizar y simplificar su tramitación, se elevará ahora al pleno de la Corporación municipal para su aprobación inicial, tras lo cual, se someterán a información pública de cara a su aprobación definitiva.

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, ha destacado que mediante esta modificación se pretende “incentivar aún más” a las comunidades de propietarios para favorecer el adecuado mantenimiento y conservación de los edificios catalogados y para mejorar la accesibilidad en edificios preexistentes que carezcan de ascensor.

La modificación de la ordenanza de ayudas para la rehabilitación de fachadas de edificios catalogados introduce como principal novedad el incremento del importe que se podrá conceder, tanto para las obras del grupo general (revocos, enfoscados, pintura, arreglo de balcones…) como para las del grupo especial (recuperación de elementos arquitectónicos y arreglos que requieran mayor especialización).

Así, las ayudas para los trabajos del grupo general aumentarán un 50 % (de 60 euros por metro cuadrado de fachada en la actualidad, a 90 euros en la nueva ordenanza) y las destinadas a trabajos especiales crecerán un 33 % (de 90 a 120 euros por metro cuadrado).

En cuanto al presupuesto mínimo de la obra para poder solicitar ayuda, se elevará a 6.000 euros, con el fin de actualizar este baremo, que se había quedado “obsoleto” con el paso de los años, según ha precisado Díaz, quien ha resaltado que en la totalidad de las ayudas concedidas desde 2007 el presupuesto supera esos 6.000 euros.

Por lo que respecta a las ayudas para la instalación de ascensores en edificios preexistentes, se aumenta el máximo de ayuda que se podrá conceder, que actualmente se sitúa en el 15 por ciento del presupuesto total de la obra y con la modificación podrá llegar al 20 por ciento.

Además, se modifica la forma de calcular la subvención, graduándola en función del número de plantas del edificio, y se introduce un nuevo tipo de ayuda para aquellos casos especiales que no encajan en las dos modalidades actuales (ascensor interior o exterior), en los que se tiene que optar por modificar la escalera y sacar parte de ésta al exterior.

Según ha indicado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, hasta ahora la ordenanza contemplaba dos tipos de ayudas: para ascensores interiores, con una subvención máxima de 6.750 euros por obra; y para ascensores exteriores, con una ayuda de hasta 9.000 euros.

Con la modificación se introduce un tercer tipo de ayuda y se otorgarán en todos los casos en función del número de plantas, de tal manera que se concederán 2.250 euros por planta para ascensores interiores; 3.000 euros por planta para los exteriores; y 3.750 euros por planta para los casos especiales.

Teniendo en cuenta que desde que existe esta ordenanza todas las ayudas concedidas son para ascensores de al menos cuatro plantas, esto significa que, en la práctica, la ayuda mínima también aumenta con el cambio, ya que un edificio de cuatro plantas podrá recibir una ayuda de hasta 9.000 euros para instalar un ascensor interior (ahora el máximo es 6.750 euros independientemente del número de plantas) y hasta 12.000 euros si es exterior (9.000 euros máximo en la actualidad).

Supresión de incompatibilidad con otras ayudas

Además, tanto en las ayudas para la rehabilitación de fachadas como en las destinadas a la instalación de ascensores se suprime la incompatibilidad de estas ayudas municipales con las de otras administraciones.

Asimismo, con la modificación de las ordenanzas en ambos casos se incluirá entre la documentación que deberán presentar los solicitantes el informe de evaluación del edificio que exige la normativa autonómica para todos los inmuebles de más de 50 años de antigüedad.

Díaz ha reiterado que el objetivo de todos estos cambios es mejorar unas ayudas que han dado buenos resultados a lo largo de los años, tanto para la mejora de la accesibilidad de los inmuebles, como para contribuir a la conservación del patrimonio arquitectónico y a la movilización de inversión privada, ya que por cada euro de ayuda concedido se ha inducido una inversión de casi 9 euros en la ciudad.