Dom22092019

Última actualizaciónDom, 22 Sep 2019 12pm

Back Está aquí: Inicio Bahía de Santander Astillero vuelve a congelar el IBI

Astillero vuelve a congelar el IBI

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Astillero (PRC-PSOE) llevará al pleno de este jueves una propuesta destinada a garantizar que, por segundo año consecutivo, los propietarios de inmuebles no sufran ninguna subida en el recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de 2017, a pesar de la actualización catastral obligatoria llevada a cabo por el Gobierno central. Otro tanto, se pretende con el Impuesto sobre el Incremento del Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), antigua plusvalía, también afectado por actualización catastral.

Así lo ha anunciado el primer teniente de alcalde, responsable de Hacienda, Salomón Martín, precisando que, de prosperar esta iniciativa en el Pleno de diciembre, el incremento del 4% del valor catastral de los inmuebles (viviendas, garajes, locales y solares) de Astillero y Guarnizo será compensado con una reducción análoga en el tipo de gravamen municipal de este impuesto.

Según el edil de Hacienda no queremos que a ningún ciudadano o empresa se le incremente el recibo del año que viene ya que la obligación como ayuntamiento es ayudar a los ciudadanos, sobre todo a los que peor lo están pasando. “Apostamos por la vía de reducir los coeficientes municipales del IBI e IIVTNU para que la medida que ha ejecutado el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas no incremente la presión fiscal”.

La pretensión del equipo de Gobierno municipal (PRC-PSOE) es contar con el apoyo de las otras dos fuerzas políticas presentes en la cámara plenaria municipal, como son el PP e IU.

El objetivo es que la política fiscal del Ayuntamiento sea lo más justa, equitativa y progresiva posible. Buscando, siempre que se pueda, aliviar en lo posible las cuotas tributarias, bajo la premisa de un compromiso social. La congelación de la cuota tributaria del IBI y la plusvalía se han planteado desde la responsabilidad política, teniendo presente la situación económica de las familias, no incrementando la presión fiscal sobre ellas, pero, siendo al mismo tiempo, conscientes de que hay que mantener la calidad de los servicios públicos y atender las obligaciones municipales. “La progresividad y la justicia fiscal son dos de nuestros objetivos, anteponiendo la honradez, buena gestión económica y la dedicación a dar solución a los problemas de los ciudadanos por delante de la contabilidad”, finalizó Martín.